Beneficios

  • Cultivado a escala nacional, el cacao tiene el potencial de aumentar la biodiversidad del país, restaurar ecosistemas degradados, mejorar la calidad de los recursos de suelo y agua, y fomentar el potencial de adaptación de cara a los fenómenos meteorológicos extremos actuales y futuros.

  • Los sistemas agroforestales con cacao tienen potencial para aumentar las oportunidades de ingresos de productores y de empleo, generar múltiples fuentes de ingresos para mejorar la seguridad económica de los hogares, y crear oportunidades no agrícolas de pequeñas empresas para las mujeres y los jóvenes que viven en las zonas rurales.

  • Los sistemas agroforestales con cacao también pueden representar parte de la solución a la crisis de la roya del café en El Salvador, sobre todo entre los pequeños productores y productoras, en elevaciones más bajas para quienes el café es cada vez menos viable dados los efectos del cambio climático, lo cual les permite diversificar.

  • Con el trabajo de la Alianza Cacao El Salvador, se está generando ingresos y negocios de procesamiento posterior a la cosecha, incluyendo viveros y centros de producción de fertilizantes, los cuales pueden ser operados por los jóvenes y las mujeres empresarias, generando aún más beneficios para las economías rurales.

  • El cacao como cultivo perenne puede durar hasta 70 años, este representa un activo a largo plazo para los productores y una razón para quedarse en sus comunidades en lugar de migrar en busca de trabajo. Dado que uno de cada cinco salvadoreños ha emigrado a los Estados Unidos, el impacto potencial sobre la migración en el futuro es significativo.
  • Beneficio económicoLa Alianza Cacao El Salvador cree que cada productor/a puede asociar el cacao con el sistema de producción que maneja, en la actualidad, mejorando la eficiencia al mismo tiempo que prepara su finca para obtener un flujo de ingresos sostenibles durante 20 años. Una combinación base de cultivos con cacao puede generar ingresos netos desde $645.00 hasta $2,267.00 por mz. ($3,239.00/ha). Este flujo se vuelve constante a partir del año 7 en que el productor o productora puede generar como beneficio neto $3,087.00/hectérea, solamente con la cosecha de cacao. Adicionalmente, los flujos de renovación del cacaotal, después de 20 años con la cosecha de madera (del sistema agroforestal), pueden incrementar $19,000.00 por hectárea que perfectamente cumple la función de fondo de jubilación de la persona agricultora.

     

Contenido relacionado